Eduardo Eurnekian

Domingo, febrero 2nd, 2014

Megaproyecto ambiciona unir Chile y Argentina

 

BA

Por Daniel Rittner | De Brasilia

Eurnekian, director del grupo, busca asociarse con empresa brasileña. “Puede ser tanto una operadora como una constructora”

Un mega emprendimiento multimillonario, que abarca 52 kilómetros de túneles cruzando la Cordillera de los Andes, no parece ser exactamente el proyecto más viable en medio de la gran inestabilidad por la que viene pasando la Argentina. Uno de los mayores conglomerados empresariales del país, Corporación América, con inversiones en sectores tan diversos como aeropuertos y semiconductores, resolvió desafiar obstáculos tales como la altitud andina y la turbulencia del mercado financiero para transformarlo en realidad.

El grupo, controlado por la familia Eurnekian, busca destrabar este año el ambicioso plan de construir un vínculo ferroviario para conectar las redes argentina y chilena. Y, para lograrlo, busca un socio brasileño. “Puede ser tanto una operadora como una constructora”, dice Martín Eurnekian, director de Corporación América y sobrino de Eduardo Eurnekian, principal accionista del grupo y señalado como el cuarto hombre más rico de Argentina por la revista “Forbes”. Según informa Martín, ya se iniciaron discusiones con algunas empresas contratistas, principalmente Camargo Correa, y con América Latina Logística (ALL). Sin embargo, admite que las conversaciones todavía no han avanzado hacia una asociación concreta. “Queremos incluir intereses brasileños en el proyecto.”

El emprendimiento, con un presupuesto cercano a los US$ 3,5 mil millones en su primera etapa, se conoce como Corredor Bioceánico y garantizaría el cruce de los Andes sin necesidad de interrupción durante todo el año. Hoy, la única forma de transportar carga de un lado a otro de la cordillera es por vía terrestre, por medio del paso Cristo Redentor. Pero, por problemas climáticos, ese paso no es operativo y permanece totalmente cerrado por lo menos 60 días al año, debido a las fuertes nevadas que se dan entre mayo y octubre.

Aún cuando no hay interferencias del clima, el cruce de las montañas demanda, actualmente, 12 horas y su capacidad está próxima a la saturación, con 5 millones de toneladas de cargas siendo transportadas anualmente entre los dos lados de la cordillera.

El proyecto del Corredor Bioceánico prevé un nuevo tramo ferroviario, con 205 kilómetros de longitud y un ferrocarril eléctrico, conectando Luján de Cuyo (Argentina) y Los Andes (Chile). En menor altitud, el diseño evita grandes pendientes y permite la circulación a 80 km por hora, lo que hace que el cruce de la cordillera dure apenas cuatro horas, y será operativo los 365 días del año. Para ello, es necesaria la construcción de una red de túneles de 52 kilómetros.

Hay tres etapas previstas en el emprendimiento, que posibilitará unir los puertos del Atlántico y del Pacífico, a partir de 2025. En la primera fase, que comenzaría a ser construida en 2015 y demandaría diez años, se estima una capacidad máxima de transporte de 24 millones de toneladas por año. Se proyecta un único túnel, en vía simples, con la perspectiva de dos ampliaciones más adelante. En un futuro, la capacidad podría alcanzar los 77 millones de toneladas anuales. Los estudios de viabilidad técnica indican que ese volumen de carga será alcanzado en el año 2040.

Un consorcio liderado por Corporación América concluyó todos los estudios de factibilidad y de ingeniería para el proyecto. Fueron invertidos cerca de US$ 25 millones en el desarrollo de los trabajos. La chilena Navieras, la japonesa Mitsubishi, la italiana Geodata y la argentina Contreras Hermanos también integran el consorcio. Las participaciones accionarias de cada una de ellas son sigilosas.

Según Eurnekian, las cargas de la región Sur de Brasil, que tienen como destino Asia o la Costa Oeste de Estados Unidos, pueden contar con el nuevo corredor como un facilitador de sus exportaciones, siguiendo por ferrovía a través de Argentina y de Chile hasta un puerto en el Pacífico.

El ejecutivo asegura que eso permitiría a los exportadores brasileños reducir tiempo y costos en las operaciones. “Hoy, gran parte de esa carga sigue por la vía marítima a través del Estrecho de Magallanes, lo que es caro, o por el Canal de Panamá, que está saturado”, dice Eurnekian.

Uno de los objetivos declarados de Corporación América, al buscar un socio verde-amarillo, es comprometer al gobierno brasileño en la cuestión del Corredor Bioceánico. Otro beneficio potencial, en el caso de que se produzca la entrada de una constructora nacional, son los financiamientos del BNDES a las exportaciones brasileñas de bienes y servicios usados en las obras civiles.

Será bienvenido, incluso, el ingreso de un inversor brasileño, si no se presenta la posibilidad de avanzar en las tratativas con una operadora o con un contratista. Las conversaciones con ALL, por ejemplo, difícilmente van a proseguir porque la empresa tuvo sus concesiones en Argentina retomadas por el gobierno local. Al mismo tiempo, en Brasil, la empresa sufre presiones del gobierno para invertir más en la red paulista – lo que limita el espacio para nuevas aventuras por América del Sur.

La financiación es justamente uno de los puntos críticos del proyecto, debido a la situación macroeconómica argentina, cuya tendencia es encarecer el crédito. Detalles del emprendimiento ya fueron presentados a instituciones multilaterales de financiamiento. En 2009, la Argentina y Chile firmaron un tratado de “integración física y complementación económica”, formando una entidad binacional que se encargará de la licitación del Corredor Bioceánico.

Los estudios de viabilidad fueron presentados a la binacional, por el consorcio privado, en julio de 2011. La expectativa de Eurnekian es que la licitación sea preparada en el correr de este año. El consorcio encabezado por Corporación América tendrá que participar normalmente de la disputa. “Pero, obviamente, la ventaja es nuestra, dado que conocemos en profundidad los detalles del proyecto”, dice el ejecutivo argentino. En el caso de no ser victorioso en la licitación, el consorcio sería integralmente reintegrado por los estudios ejecutados, de la misma manera que se hace en las licitaciones de las usinas hidroeléctricas en Brasil.

FUENTE: VALOR ECONOMICO

Deja tu comentario para esta nota:

cheapest cialis
buy real viagra blog
buy discount viagra
cheap pill viagra
generic viagra fast shipping
viagra buy online
cheap site viagra
buy kamagra online
buy cialis now
buy cheap cialis
pfizer viagra price
buy levitra now
buy generic cialis online
buy viagra usa
cialis vs viagra
viagra for sale
buy now cialis
buy generic viagra online
free viagra
buy viagra las vegas
buy sale viagra
discount viagra pills
viagra over the counter
buy viagra with discount
buy viagra mesa
buy viagra online cheap
viagra overnight fedex
buy viagra pill